Needles

[Desnivel nº 301]
Mucho antes de que supiéramos incluso cómo se llamaba este sitio ya queríamos ir. Después de mucho tiempo viendo fotos de escaladores americanos subiendo por muros amarillos, de un color tan chillón que te hacían dudar si no era un truco fotográfico, un día te enteras de que se llama Needles. Todos tenían brazos de herrero y subían por durísimas fisuras, posando para la foto, con el arnés lleno de friends y fisureros y mucho aire por debajo de ellos. Pero además del color de la roca hay una imagen que muchos de nosotros tenemos en la cabeza desde hace años: un escalador haciendo la bandera a veinte metros del suelo, agarrado con las dos manos a una enorme laja babaresa, las piernas completamente estiradas y como era habitual en él, sin cuerda. Alguno puede que incluso se acuerde del nombre de la vía: Atlantis. Todo esto crea un halo casi mítico que en cierto modo te intimida. Hay que ser muy duro para escalar en los Needles. Pues de eso nada.

Publicado en Desnivel nº 301
Galería de fotos